Si no te dejas acosar, no le quieres.

Hace casi un año -con 15- tenía una relación que se fue degradando por cosas como la que voy a contar a continuación:

En una de tantas ocasiones, cuando ambos nos encontrábamos tumbados en la cama y nos empezábamos a besar, él intentó bajar la mano, a pesar de decirle que no, insistió, a lo que volví a oponerme. Después de hacerse el sorprendido me pidió explicaciones. Yo le dije que simplemente no quería, le pedí respeto y le expresé mi incomprensión ante su forma brusca de reaccionar. El se limitó a poner expresiones de descontento, sin decir nada.

No comprendí porque no respetaba mi decisión y por qué se enfadaba al no lograr lo que quería hacerme.

Al día siguiente, sin haberlo hablado, actuó de manera normal. Pero transcurrido un tiempo,  me echó en cara que no quisiera que me tocara, que era “lo normal”. Que no le deseaba como él me deseaba a mi. Que no le quería.

-Enviado por e-mail. Anímate a compartir con nosotras tus testimonios en relación al acoso que sufrimos todas diariamente.-

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s