El violador es el único culpable

Ocurrió hace unos días, una noche de San Fermín conocí a un chico. A pesar de que, yo no me suelo liar con cualquiera, esa noche estaba a gusto y me apeteció irme con él.

Pero una vez que estuvimos a solas, él ya no era tan agradable como antes, entonces yo me arrepentí de mi decisión y le dije que me quería ir, lo cual, él no se tomó bien. Me empezó a gritar cosas como “no puedes ser así”, “ahora no me vas a dejar con todo el calentón” Yo seguía diciéndole que quería irme, que no me apetecía estar ahí con él, pero cada vez me daba más miedo. No se levantaba de encima mía, seguía besándome el cuello. Yo empecé a ponerme cada vez más nerviosa, no sabia que hacer. Al final me la metió, mientras lo hacía, yo solo podía decirle que parase, por favor, que me estaba haciendo daño, pero él seguía y seguía.

Cuando terminó se levantó, se quedó unos segundos mirándome y se fue a toda ostia. Yo seguía inmóvil, sin saber que hacer, al rato ya espabile y conseguí irme a casa. En ese momento empecé a sentir mucho asco hacia mi misma, rabia mucha rabia, un sentimiento de culpa impresionante. Ahora ya han pasado unos días, pero sigo igual, no puedo dejar de darle vueltas y me siento fatal.

 -Recibido por e-mail. Anímate a compartir con nosotras tus testimonios en relación al acoso que sufrimos todas diariamente. Correo: cz.eissner@gmail.com –

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s